bar04
Nuestra Empresa
PREMATURO Volver a patologias

Objetivos:

  • Evitar y/o tratar las posibles complicaciones.
  • Mejorar el intercambio gaseoso.
  • Proporcionar y conservar neutralidad térmica al prematuro.
  • Evitar la infección en el prematuro muy susceptible.
  • Conservar el equilibrio de líquidos.
  • Cuidar la piel adecuadamente, para conservarla íntegra.
  • Apoyar a la familia para afrontar la situación.

Diagnóstico:

  • Complicaciones potenciales relacionadas con la inmadurez en el desarrollo de sistemas: dificultad respiratoria, infección, hipoglucemia, hiperbilirrubinemia etc.
  • Deterioro del intercambio gaseoso relacionado con los efectos de la insuficiencia pulmonar.
  • Termorregulación ineficaz relacionada con el elevado cociente superficie corporal/ peso, inmadurez de la regulación térmica o prematuridad.
  • Alto riesgo de infección relacionado con la respuesta inmunológica adquirida inadecuada o inmadura / infradesarrollada.
  • Alteración del equilibrio de líquidos y electrolitos relacionada con alta temperatura, ingresos de líquidos IV.
  • Alteración de la integridad de la piel relacionada con prematurez y posición del paciente.
  • Afrontamiento familiar inefectivo: comprometido relacionado con la interrupción de los roles familiares y la desorganización; situación prolongada que agota la capacidad de soporte de las personas significativas.

Actividades:

  • Buscar signos de dificultad respiratoria: Respiración > 40 por minuto, aleteo nasal, cianosis.
  • Control de signos vitales: el aumento de la frecuencia cardiaca pueden indicar trastornos cardiacos o circulatorios.
  • La hipotensión, manifestada por la medición de la presión arterial, puede deberse a hipovolemia.
  • Hay que evaluar el tono y actividad musculares.
  • Tener a disposición equipo de oxígeno, aspiración y reanimación.
  • Aspirar el moco de la boca y faringe, si existe, para impedir su aspiración. Los niños prematuros a menudo tienen exceso de moco y reflejos débiles de la tos, deglución y nauseoso.
  • Determinar gases sanguíneos.
  • Administrar la cantidad de oxígeno justa para aliviar la cianosis.
  • Medir el peso y la temperatura; enseguida colocar rápidamente los electrodos para vigilancia cardiaca y ponerlo en un medio tibio (calentador por radiación)
  • No bañarlo hasta que se estabilice la temperatura.
  • Evitar los objetos fríos cerca de él.
  • Estar pendiente de la pérdida de calor del lactante por radiación, conducción, convección y evaporación.
  • Observar la situación de la unidad de calentamiento en relación con acondicionadores de aire, luz solar directa y corrientes, moverla si es necesario.
  • El lactante debe estar sin ropa para que su cuerpo esté en contacto directo con el aire caliente.
  • La sonda para medir la temperatura cutánea debe colocarse en el tronco del niño y no en las extremidades, que son más sensibles a cambios en la circulación periférica.
  • Todo personal que manipula al lactante y que entre al cunero debe hacerse un escrupuloso lavado de manos.
  • Usar bata y máscara según esté prescrito.
  • Disminuir lo más que sea posible el contacto del niño con equipo no estéril; éste debe individualizarse.
  • Reducir al mínimo el número de personas en contacto con el lactante.
  • Excluir de la sala de enfermería a cualquier persona con fiebre, lesiones que drenan o infecciones agudas de las vías respiratorias o gastrointestinales.
  • Vigilar el ingreso y salida de líquidos y la densidad urinaria.
  • El exceso de líquido puede producir edema del pulmón, insuficiencia cardiaca congestiva.
  • Vigilar signos de deshidratación.
  • Mantener la temperatura de la incubadora en 32 grados.
  • Mantener lubricada la piel del prematuro para evitar pérdidas insensibles.
  • Tomar laboratorios para verificar electrolitos en sangre.
  • Administrar líquidos intravenosos según prescripción.
  • Evitar el uso de jabones alcalinos que pueden alterar el pH. (El pH ácido confiere propiedades bactericidas a la superficie cutánea).
  • Evitar el uso de tela adhesiva directamente sobre la piel, ya que al desprenderla se pueden arrancar pedazos de epidermis, lo que aumenta el riesgo de infecciones.
  • Para despegar sustancias adheridas, usar torundas de algodón mojadas con agua o solución jabonosa, tirando cuidadosamente hacia atrás de los bordes del material adherido. Valorar comparativamente las diferentes técnicas empleadas para el cuidado de la piel (tintura de benjuí, op-sitre, skin-gel).
  • Realizar cambios de posición cada dos horas.
  • Masajear la piel con una crema hidratante sin perfumes.
  • Alentar a los padres a que visiten con frecuencia la sala de recién nacidos, de tal forma que puedan familiarizarse con todos los aspectos de los cuidados de su lactante.
  • Cuando lo visiten, explicarles el equipo y los procedimientos que pueden serles extraños.
  • Ayudarlos a sentirse cómodos, tranquilos y seguros para atender a su niño.
  • Iniciar la comunicación con la enfermera de la comunidad si los padres parecen estar intranquilos sobre los cuidados de su bebé en casa.
  • Alentar a los padres a que comenten sus sentimientos o temores sobre el lactante y cómo lo cuidarán

Resultados:

  • Que el prematuro evolucione hasta el estado óptimo de salud con el menor número de complicaciones; FR en límites normales, aumenta de peso, temperatura corporal estable, ausencia de infecciones, ictericia.
  • Se mantiene la función respiratoria.
  • Mantiene su temperatura corporal adecuada.
  • No se presentan infecciones por contacto.
  • El prematuro mantiene un equilibrio de líquidos y electrolitos adecuados.
  • La piel del prematuro se mantiene íntegra
  • Que los padres muestren menor ansiedad, visiten frecuentemente al niño, participen en los cuidados, lo abracen de manera cálida pero firme.
Nuestras Auxiliares
Servicio Integral
Supervicion de Servicios
Planes de Arencion
 
 
   
© Nursing Services Ltda. Carrera 67 A # 44-28 Bogotá, Colombia
Tels:(+57) (1) 2228053 - (+57) 3175180038- 3506190867 - 35061158601
Powered by:
retina