bar04
Nuestra Empresa
QUEMADURAS Volver a patologias

Objetivos:

  • Proporcionar oxigenación tisular y mantener una función respiratoria adecuada.
  • Conservar el volumen adecuado de ventilación.
  • Restaurar el estado hemodinámico con ligero aumento del gasto cardiaco.
  • Conservar la circulación adecuada hacia todas las regiones, incluidas las extremidade
  • Conservar un equilibrio de líquidos y electrolitos dentro de límites normales.
  • Restaurar la integridad de la piel.

Diagnóstico:

  • Trastorno del intercambio gaseoso relacionado con la intoxicación por monóxido de carbono, obstrucción de vías aéreas superiores, inhalación de humo, edema del parénquima pulmonar, o todo lo anterior.
  • Trastorno de la ventilación relacionado con edema circunferencial del tórax.
  • Disminución del gasto cardiaco relacionado con desequilibrio hidro-electrolítico y choque hipovolémico.
  • Riego tisular inadecuado con relación a edema periférico de la herida por quemadura, edema generalizado y quemadura circunferencial de grosor total
  • Déficit del volumen de líquido relacionado con aumento de la permeabilidad capilar y pérdida de líquido por evaporación en la herida por quemadura.
  • Alteración de la integridad de la piel relacionada con la lesión por quemadura e intervenciones quirúrgicas (sitios donadores).

Actividades:

  • Proporcionar oxígeno humedecido al 100% según prescripción, ajustar el ritmo de flujo de oxígeno, según se prescriba, en el paciente con enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
  • Valorar si hay signos de hipoxemia y diferenciarlos del dolor.
  • Vigilar la frecuencia, profundidad y ritmo de la respiración, además de la tos.
  • Auscultar el tórax y tomar nota de los ruidos respiratorios.
  • Notar el carácter y cantidad de las secreciones respiratorias. Informar el esputo carbonáceo y la expectoración de tejido traqueal.
  • Observar si hay signos de ventilación inadecuada e incluir la vigilancia de los gases en sangre arterial
  • Proporcionar ventilación mecánica positiva al final de la espiración, si así se solicita.
  • Conservar a la cabecera equipo de intubación y estar alerta a los signos de obstrucción respiratoria
  • Administrar broncodilatadores según prescripción médica
  • Observar la frecuencia y calidad de la respiración; si es cada vez más rápida y superficial, notificarlo al médico.
  • Valorar el volumen de ventilación pulmonar; Informar al médico si hay disminución.
  • Alentar la respiración profunda y espirometría de incentivo (o hiperinflación con bolsa ambú para vía aérea artificial) todas las horas.
  • Poner al paciente en posición de Fowler intermedia para permitir el desplazamiento máximo del tórax.
  • Asegurarse que los apósitos torácicos no sean constrictivos.
  • Registrar y referir los cambios respiratorios, como disnea o falta de aliento. Preparar al paciente para la escarotomia y ayudar al médico según esté indicado.
  • Poner al enfermo en posición tal que aumente el retorno venoso.
  • Dar digoxina según lo solicite el médico.
  • Administrar líquidos según prescripción
  • Control de signos vitales cada hora como pulso, respiración, presión venosa central, presiones de arterias pulmonares y producción de orina.
  • Valorar el gasto cardiaco según se solicite.
  • Registrar todas las observaciones y señalar en especial las tendencias en los cambios de los signos vitales.
  • Vigilar cada hora los pulsos periféricos.
  • Elevar las extremidades.
  • Quitar todas las alhajas y ropa constrictivas. Aflojar los apósitos si es necesario.
  • Preparar al enfermo para la escarotomia(procedimiento quirúrgico para corregir el efecto constrictor de quemaduras circunferenciales edematosas y permitir la circulación adecuada hacia los tejidos subyacentes.
  • Vigilar los signos de riego tisular adecuado, incluido el estado renal; valorar las reacciones mentales y generales.
  • Llevar un control de líquidos administrados y eliminados.
  • Pesar al paciente todos los días.
  • Dar suplementos de potasio después de completar la reanimación con líquidos.
  • Estar alerta a signos de sobrecarga de líquido e insuficiencia cardiaca congestiva durante el periodo de movilización de líquido tres a cinco días después de la quemadura.
  • Limpiar las heridas todos los días con solución antibacteriana o jabón suave y agua; Secar mediante palmeadas.
  • Desbridar la escara usando tijeras y pinzas. Limitar el lapso a 20 minutos; suspender el procedimiento si hay dolor o hemorragia.
  • Aplicar bacteriostáticos tópicos según se ordene.
  • Cubrir las heridas con gasa de malla en el caso de heridas recientes que requieren desbridamiento; usar gasa de malla fina sobre heridas en granulación o en curación. (En el comercio se dispone de apósitos para situaciones especiales en la herida, y pueden usarse consultando al médico).
  • En zonas injertadas, tener gran cuidado al quitar los apósitos; observar si hay vesículas serosas o de sangre o derrame purulento; informarlo al médico.
  • Realizar curaciones a la zona donante y permitir que el apósito que lo cubre se desprenda por sí mismo.
  • Una vez haya caído el apósito que cubre la zona donante, lubricarlo con aceite mineral.

Resultados:

  • Logra una función respiratoria normal.
  • Conserva expansión toráxica adecuada que le permite una buena respiración.
  • Logra una función cardiovascular normal (pulso de 60 a 100), riego adecuado de tejidos periféricos.
  • Manifiesta buen riego tisular en todas las extremidades.
  • Conserva un adecuado equilibrio de líquidos y electrolitos.
  • Muestra curación adecuada de las heridas: las pequeñas heridas abiertas están limpias.
Nuestras Auxiliares
Servicio Integral
Supervicion de Servicios
Planes de Arencion
 
 
   
© Nursing Services Ltda. Carrera 67 A # 44-28 Bogotá, Colombia
Tels:(+57) (1) 2228053 - (+57) 3175180038- 3506190867 - 35061158601
Powered by:
retina